Las tiendas online son una forma efectiva de ampliar beneficios, tanto para los negocios tradicionales como para las nuevas ideas de negocio que todavía no operan de manera física ni tienen intención de hacerlo. Sin embargo, antes de emprender en el mundo del comercio electrónico, conviene tener en cuenta algunas cosas.

Los comercios electrónicos son similares a los convencionales, deben pagar cánones o rentas por alojarse en plataformas de ecommerce que ofrecen servicios básicos o más amplios, dando siempre el servicio mínimo e imprescindible para el montaje del negocio. Por tanto, hablamos de una plataforma de ecommerce como el “local” donde instalar la tienda.

Existen diferentes plataformas para crear tiendas online y de la misma manera en la eliges un local en una gran avenida o en un modesto barrio o decides instalar tu tienda en la zona de paso de trabajadores o en una zona comercial, dependiendo de lo que vayas a vender u ofrecer, debes escoger una u otra según las características de tu negocio. Por ello, hoy queremos hablarte de tres de las grandes plataformas del mercado.

MAGENTO

Es una apuesta segura para empresarios que quieren emprezar fuerte y cuentan con un buen presupuesto. Tiene muchos módulos y pluggins para pasar de un modesto negocio a uno con todos los extras. Todas estas características hacen que sea una de las preferidas por aquellos que buscan un SEO de calidad y además cuenta con un Site Map en Google para encontrarla de manera fácil.. Cuenta con dos versiones que son  Magento Edición empresarial (para cualquier negocio) y Magento Edición social (para profesionales que quieren dar a conocer sus trabajos).

PRESTASHOP

Podemos destacar su facilidad para traducir las páginas a varios idiomas así como para reescribir URL’s por lo que se hace una de las más apreciadas para negocios internacionales. Además, tiene módulos de compra express para que los usuarios puedan comprar de manera rápida sin registrarse, lo que la hace atractiva para los clientes. El único fallo que los extra son todos, prácticamente, de pago.

SHOPIFY.

Posiblemente nuestra favorita, porque lo tiene todo y a pesar de ser una de las grandes sus precios no son del todo elevados, más teniendo en cuenta todo lo que ofrece. Opera a nivel mundial y cuenta con herramientas diseñadas para los usuarios de la plataforma, como el lector de códigos QR o el generador de etiquetas de envío, por lo que son 100% compatibles. Destaca su interfaz sencilla, su modesto pero completo panel de control así como la facilidad en cuanto al SEO.

Más información sobre Shopify  en https://es.shopify.com/blog/como-mejorar-la-experiencia-de-usuario-de-tu-tienda-online-en-11-pasos